Estelí

Situada en un lugar privilegiado por su clima, entre montañas, a 843,97 msnm, la ciudad de Estelí es una de las más placenteras de todo Nicaragua con clima del tipo Monzónico de tierras altas, el que se caracteriza por ser subtropical seco pero bastante fresco, cuenta en algunas zonas con clima de tipo tropical de sabana, modificado por las cordilleras y montañas que rodean la ciudad. el municipio sufre constantes alteraciones, debido al avance de la frontera agrícola y al despale de sus bosques.

La distribución poblacional es eminentemente urbana, un 81 por ciento de sus más de 100.000 hab. viven en la zona urbana mientras que solamente un 19% vive en zona rural.

La carretera panamericana pasa a su vera comunicando la ciudad con la capital, Managua que queda a 148 km. Su posición geográfica es de 13°05’ latitud N y 86°21’ longitud OE.

Su trama urbana, totalmente en damero, como en casi todas la ciudades coloniales de América, se extiende por el valle abriendo, entre las manzanas, plazas y jardines donde se ubican los edificios públicos como la catedral.

Según los historiadores la ciudad ha tenido tres asentamientos, en la región arqueológica Las Pintadas, a orillas del Río Aguesgüespala y el Valle de Michigüiste.

A principios de siglo XVI estaba habitada por Mayangnas o sumos, Matagalpas, Náhuatl y Chorotegas, ejercidos por un cacique destacándose entre ellos Mixcoatl (el hombre de las mil batallas). A principios de 1654 Ciudad Antigua era ocupada por los piratas ingleses y los españoles se vieron obligados a dejar sus tierras surgiendo así Estelí, Condega y Pueblo Nuevo.

Hacia el 13 de junio de 1685, los españoles llegados de Ciudad Antigua desalojan a los habitantes y fundan la Villa de San Antonio de los Esterillos, dicho asentamiento es conocido también como Villa Vieja, denominándose posteriormente Villa de San Antonio de Estelí, cuando se trasladaron al Valle de Michigüiste a orillas del actual Río Estelí (huyendo de los piratas ingleses y los indios Xicaques), adoptan el nombre de Villa de Estelí, estableciéndose en ese lugar hasta la actualidad.

En las afueras de actual ciudad, se encuentran los vestigios de lo que fue la ermita de la Villa en la época colonial, la cual fue visitada por el Obispo Pedro Agustín Morell de Santa Cruz (1752) expresando que su fundación fue por mestizos y mulatos vecinos de Nueva Segovia. La villa estaba poblada mayoritariamente por mestizos que trabajaban en las haciendas, a pesar de que la legislación de aquel tiempo les permitía construir haciendas, no las llegaron a constituir, los españoles sí, porque no estaban sujetos a la legislación.

El traslado al llano de Michigüiste. el 11 de marzo de 1823, se gestiona con la autoridades de León, de la cual dependía en aquel entonces, el traslado del poblado debido a los ataques de los Matagalpas, la abundancia de fieras que atacaban al ganado y la poca productividad de las tierras. El lugar elegido de para la nueva ubicación fue el llano de Michigüiste, que pertenecía a la Capellanía de San Diego del Guarumo o Guaruma desde 1772. El traslado se efectúa a las tierras donadas por los dueños de la Capellanía que fueron unas 128 manzanas al lado del río, que entonces recibía el nombre de Río Grande. En esos momentos se definió la estructura urbana ubicando el parque, la catedral (en aquel tiempo una simple iglesia) y el cabildo. El Síndico Don Leandro Lanuza pidió al alcalde de la Villa que: se traslade esta Villa al llano del Michigüiste y desocupemos este lugar donde habitamos pocos vecinos, por lo insalutifero e incomodo ya corren dos años y no se ha verificado la traslación, hallándonos sin iglesia con sólo unas pocas casas bastantes deterioradas.